Cuadros Decorativos de Buda

El lejano oriente nos ha dado joyas decorativas que otorgan a nuestros hogares un aire de espiritualidad, y entre las más importantes está Buda. No solo es una figura religiosa que ha trascendido al tiempo, sino que es imprescindible para darle un nivel de excentricidad a nuestros espacios,dotándolos de una originalidad que atraerá la atención de tus invitados.

¿Por qué comprar cuadros de Buda?

Lo más atractivo de estas piezas decorativas es su rareza y la manera en que resaltan nuestros espaciosBuda tiene esa capacidad de despertar misterio, de abrir una ventana de apreciación hacia lo desconocido. Tener cuadros con su imagen es retar la esencia estética de nuestras casas, dándole la bienvenida a un estilo completamente diferente. Imagina por un momento un enorme cuadro de Buda en tu sala; la impresión sería de asombro para cualquiera. Por lo tanto, el resultado sería una mayor luminosidad y un efecto positivo a esa área en particular.

La imagen de Buda otorga un estilo diferente a las tendencias actuales. Si bien les ayuda dándoles un toque renovador, lo cierto es que su mejor característica es su facilidad de encajar con ideologías más espirituales.

Los cuadros de Buda tienen una naturaleza versátil. Se adaptan a espacios vanguardistas o experimentales. En cada uno su esencia sobresale por ser ajena a nuestra cultura. Piensa en un tríptico de este personaje adornando tu comedor, tu estancia o tu recámara. De alguna manera, la cualidad que transmite es pacífica, pero poderosa; espiritual, pero material. Esa contraposición de valores es lo que hace de Buda (en cuanto a decoración) un elemento funcional.

Otra de las ventajas es el desafío estético que inspira en la atmósfera que elegiste para decorar. Buda puede convertirse en un símbolo o estilo de vida. Cualquiera de los dos trascenderá positivamente y tu espacio se verá beneficiado con su naturaleza mística.

Al comprar estas piezas decorativas no solo renovarías los espacios de tu casa con una visión fresca e interesante, también estarías incursionando en un nuevo modelo para darle más profundidad a tu hogar. Buda no es solo una figura histórica, en estos tiempos modernos su influencia ha trascendido como un elemento de belleza. Eso le da la facilidad de cumplir con una labor más ornamental, embelleciendo escenarios con su legado pacifista. El famoso actor Richard Gere, por ejemplo, es un consumado budista, y durante su última entrevista en su casa fue muy atractivo ver cuadros de Buda posicionados estratégicamente. Ello le daba una atmósfera mucho más mística a su personalidad.

Recuerda que lo que cuelgues en tus muros es una expresión de ti mismo. Y qué mejor que dejar en claro a nuestros invitados que somos seguidores de la nueva era.

Por esa razón, además de cuadros de buda también tenemos:

sdf

op